Mi charla en Twitter sobre la congelación de óvulos

portada

¡Hola! ¿Habéis pasado un buen fin de semana? Espero que sí. ¡Yo no he parado!

Hoy os voy a hablar de la charla virtual que mantuve la semana pasada con un grupo de usuarias de Twitter. A través de una Twitcam, como podéis ver en las fotografías que acompañan al post, y bajo el hashtag #normatimefreeze, respondí durante un buen rato preguntas de mujeres interesadas en la congelación de óvulos. Y, claro, les hablé de cómo viví mi experiencia con Timefreeze y de lo que he aprendido sobre fertilidad en todo este tiempo. Hace ya algunos meses que congelé mis óvulos y, la verdad, estoy encantada de este regalazo que me he hecho a mí misma.

image7

Muchas de las dudas tenían que ver con el tratamiento y con el proceso de estimulación ovárica necesario para obtener la cantidad adecuada de óvulos que se congelarán. Yo no dejé de ir a ningún sitio por el tratamiento, que dura unos 10-12 días. En serio, no temáis: vuestro ritmo de vida habitual no se paraliza ni nada parecido. Podréis ir a trabajar, divertiros, viajar… Eso sí, hay que organizarse mínimamente para encontrar el momento adecuado para las inyecciones. Pero no hay problema, te explican de pe a pa cómo debes administrarte la medicación y hasta tienes un pendrive y un videotutorial.

image5

Si sois de las que van todo el día de aquí para allá, no os preocupéis: podéis llevar la medicación con vosotras. Yo lo hice. Recuerdo una cena con amigos que no quería perderme de ninguna manera. Allí que me fui con un pequeño termo con todo lo necesario para las inyecciones. Cuando tocó, fui al servicio, pinchacito ¡y santas pascuas!

image6

En la Twitcam también me preguntaron si sentí dolor durante el periodo de estimulación. No, no duele. Eso sí, durante unos días te sientes como cuando tienes la regla, más sensible y un poco hinchada. Pero, vaya, que seguí haciendo vida normal, con algo más de descanso para estar tranquila.

image4

Me hizo mucha gracia la pregunta de Ángel, el único hombre en nuestro encuentro en Twitter. Quería saber cómo pensaba yo que su pareja reaccionaría si le regalase un tratamiento de congelación de óvulos. ¡Uau! Yo lo vería fenomenal. Me parecería un mensaje clarísimo de que tiene la intención de formar una familia con ella, aunque por las circunstancias no sea precisamente ahora. ¿Qué queréis que os diga? Para mí sería un acto de amor brutal.

image1

Cómo no, también hablamos de cómo llegué a tomar la decisión de congelar mis óvulos. Quienes me conocen saben que me muero de ganas de tener niños. Pero también está mi carrera de actriz, que, ahora, en pleno auge, no me ha permitido encontrar el momento idóneo para abordar la maternidad. Además, la experiencia de una amiga a quien con 36 años le diagnosticaron premenopausia y las dificultades que tuvo para llegar a ser madre me concienciaron sobre los límites de la fertilidad femenina. Sí, chicas, nuestro reloj biológico es inflexible. Aunque por fuera no se note y luzcamos estupendas, a partir de los 35 años nuestra fertilidad comienza a disminuir a marchas forzadas.

image8

En fin, para mí la congelación ha supuesto un alivio, me ha quitado un peso de encima. Ahora estoy muy tranquila porque sé que cuando decida ser madre, si lo necesito podré recurrir a mis óvulos congelados, que habrán conservado intactas sus propiedades. ¡Para ellos no habrán pasado los años! Y si no los necesito para el primer hijo, a lo mejor para el segundo —¡uf, el segundo!— me hacen mucha falta.

image2

Seguro que más adelante tendremos ocasión de retomar el tema de la social egg freezing. Yo cada vez me encuentro con más treintañeras que me preguntan por las posibilidades que ofrece la congelación para preservar la fertilidad y ampliar el margen de decisión sobre su maternidad. Un último consejo: ¡que no os dé corte informaros! En Timefreeze os puedo asegurar que estarán encantados de responder todas vuestras preguntas sin ningún tipo de compromiso.

Me despido de vosotros hasta el miércoles con una frase de Nelson Mandela que para mí define muy bien esta experiencia y es: “Todo parece imposible hasta que se hace”

Un abrazo enorme con sonrisa

Norma

2 Comments

  1. Pingback: Norma Ruiz comparte en Twitter su experiencia con la congelación de óvulos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*