Unas vacaciones espirituales

Explicar dónde he estado en tan solo un post es muy difícil, así que lo definiré como: “Un oasis de luz en medio de Andalucía”.

Hay veces que uno siente la llamada de la calma, la quietud, la meditación y encontrar ese bienestar verdadero que solo nos podemos dar nosotros mismos. Eso me paso a mí y decidí irme este puente al Cortijo Los Baños de Al-Hamam en Lucainena de las Torres, en Almería, a un retiro de meditación de Osho.

Yo  había hecho mucho yoga, pero nunca había experimentado una cosa como ésta, un bienestar tan completo. Os voy a contar en qué consiste:Existe un plan de todo el día, desde las 8 hasta las 22, lleno de distintas meditaciones y con un estilo de vida sano; comida vegetariana exquisita, descanso adecuado y básicamente hacer lo que te pida el cuerpo, escuchándonos al cien por cien.

Se prepara la sala con incienso y un clímax de silencio y concentración:

Aquí estoy en la sala en una postura de Yoga.

Hay momentos solos y otros en grupo. La dinámica de grupo es súper enriquecedora. Aquí estamos dándonos un abrazo antes de empezar con la meditación.

Después de meditar nos reunimos en grupo.

Todo esto amenizado por el grupo Adama que actuaban en directo. Dieron un concierto el primer día por la noche y luego nos acompañaron todo el fin de semana. Ha sido espectacular conocerles y tener música en vivo todo el retiro.

Por último y como cierre nos dieron un recordatorio de Osho de nuestro retiro después de hacer una maravillosa “meditacion del corazón”.

Además de todo eso, he podido disfrutar unos días más en un sitio que tiene unos lugares y rincones de ensueño; pasear con mi perro, leer, darme un masaje Arun, que es único, ya que es el que le daban al propio Osho. Un masaje craneosacral, con masaje tailandés que tiene consciencia de la respiración y tacto creativo. Y estar en contacto con la naturaleza y los animales.Aquí os dejo una foto con las gallinas y con el huerto que hay. Doy fe de la verdura tan buena que me he comido.

Quedan muchas cosas por decir pero creo que esta es una experiencia que hay que vivir, es muy difícil contarla. Os voy a dejar la página web: www.cortijo-al-hamam.com. Y el teléfono de contacto: 950 525 250. Y os invito a todos a que viváis un retiro Zen que en definitiva es reír, vivir, disfrutar, celebrar que estamos vivos y que somos seres de luz.

He vuelto renovada, llena de energía y agradeciendo al destino que me haya llevado hasta allí. Gracias Juan, Mónica, Jairo por ese viaje, compañeros de retiro y todos los que hacéis posible que esto exista.

Y llena de paz me despido hasta el martes, diciéndoos que aceptéis todo lo que hay porque forma parte de nuestro aprendizaje. Que afirméis la vida y os hagáis vuestra propia felicidad.

Respetad, no neguéis ni condenéis nada, dar sin esperar nada a cambio…

Para tenerlo todo, darlo todo…

Un abrazo enorme con sonrisa…

Norma

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*