Plato de Verano: Mi Ensaladilla Rusa Artesana

0

¿Cómo estáis? Algunos estaréis de puente y otros trabajando, pero está claro que todos, en algún momento, tenemos que comer. Con este calor ya apetecen platos fresquitos y sabrosos. Uno de los platos que ya encontraréis prácticamente en todas las cartas de los restaurantes de España es la ensaladilla rusa, aunque desgraciadamente en pocos sitios la hacen bien de verdad porque es un plato muy entretenido. Tengo que confesaros que me resistía a dar esta receta porque es uno de mis platos estrella, pero por fin he decidido, después de muchas peticiones, no ser egoísta y compartirlo. Así que si queréis, disfrutaréis de una ensaladilla rusa artesana y elaborada; nada de preparados congelados, mayonesas de bote y “guisantes”. Por favor, la ensaladilla rusa auténtica, no lleva guisantes jajajaja

Y después de todo este preámbulo os voy a dar la receta:

Lo primero es cocer de 6 a 8 patatas junto con 2 huevos, bien en la olla o en una cacerola. Yo recomiendo que lo hagáis un día antes y lo dejéis en la nevera. De esta manera, la patata se queda compacta y más entera.

Después, en un recipiente, peláis la patata y la vais espachurrando con un tenedor a golpe de muñeca. El toque que hace que la patata este suave es añadir un chorro de aceite de oliva, y por último una pizca de sal para que empape bien la patata.

1

Por otro lado, tenéis que picar en trocitos muy pequeños los variantes: zanahoria y pepinillo ambos crudos. Esto lo podéis comprar hecho ya si no tenéis mucho tiempo, pero yo os recomiendo que lo hagáis vosotros.

2

Lo siguiente por echar es el atún, que cuanto mejor calidad tenga, mejor que mejor

3

Echáis por encima de la patata las cuatro latas escurriendo un poquito el exceso de aceite y lo removéis de nuevo todo con el tenedor

A continuación echáis también la mezcla de los variantes de la misma manera

4

Los huevos los peláis y separáis la yema dejándola a parte. Luego la usaremos de decoración. La clara la partís exactamente igual que los variantes y la echáis en la mezcla que ya llevamos.

El siguiente paso es hacer la mayonesa. Podéis usar mayonesa de bote, pero obviamente no es lo mismo. Os voy a decir cómo se hace, y el truco para que no se os corte:

En un recipiente echáis aceite de girasol, sal, un chorrito de limón y un huevo. Es muy importante que la batidora esté a nivel medio de potencia y la mantengáis recta y sin moverla hasta que veáis que empieza a subir la mezcla. Cuando ya veis la mezcla compacta hasta arriba es que ya está hecha, así que  sacar la batidora con un golpe hacia arriba. Nunca la saquéis con un movimiento lento porque se os cortará.

Truco: si se corta podéis echar otro huevo y repetir la misma operación :-)

5

Esparcid bien la mayonesa para que la absorba bien la mezcla y calculando que sobre para cubrirlo luego por encima. Si tenéis que hacer más mayonesa, hacedla. Es mejor que sobre que no que falte:

6

Por último para decorar coged las yemas y espachurrarlas con los dedos para que vaya cayendo así:

7

Yo le pongo unas aceitunas de decoración por encima y este es el resultado final

8

¡¡Ya está lista para comer!! Tengo que reconocer que a mí me encanta:-)

9

Sugerencia: Mantener la ensaladilla en la nevera y si la hacéis un día antes mejor. Sacarla unos diez minutos de la nevera antes de empezar a comerla.

Disfrutad de uno de los grandes placeres de la vida que es degustar los platos hechos al detalle, porque cocinar es un gran “acto de amor”

Un besazo enorme con sonrisa

Norma

Un Comentario

  1. Siii.. Lo de la mayonesa tiene su truco. 😉

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*